Concesión para la Conservación Lago Preto (CCLP)

La Concesión para la Conservación Lago Preto (CCLP) es una reserva público-privada de 9926.19ha. La CCLP fue creada debido a la existencia de una rica biodiversidad, a la presencia única de poblaciones de primates y a la elevada densidad de mono uácari rojo (Cacajao calvus). La concesión está siendo gestionada actualmente por Wildlife Conservation Society WCS, YAVACUS y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP) del Gobierno peruano.

Lago Preto es una región única y remota, ubicada en la frontera de Perú y Brasil. En la vertiente peruana del río Yavarí y cerca de la desembocadura del río Yavarí-Mirí, Lago Preto permanece apartado y salvaje. La fauna del área se caracteriza por su enorme diversidad. La CCLP tiene tres tipos de hábitats principales: bosques de altura de tierra firme no inundable, bosques de várzea estacionalmente inundables y bosques de pantanos con palmeras.

La CCLP tiene siete lagos principales. Estos lagos son protegidos bajo planes de manejo, y tienen una diversidad y abundancia extraordinaria de peces. Además, los lagos tienen una población recuperada de lobos de río (Pteronura braziliensis) y una población saludable de aves acuáticas de orilla. En las mañanas y tardes, en algunos de los lagos se puede observar congregaciones de hasta 40 individuos de 223 especies diferentes de guacamayos comiendo cortezas de árboles.

Además, la CCLP tiene la población residente más grande de monos huapo rojo encontrados hasta la fecha, alrededor de 500 individuos dentro de la concesión. Los estudios de monitoreo de fauna realizados por la WCS en Lago Preto han demostrado que la estrategia de CCLP ha sido exitosa en el tiempo.

Es necesario continuar mejorando el nivel de sostenibilidad de la concesión incluyendo a las comunidades locales en su conservación. Este tipo de posicionamiento conlleva aumentar el trabajo de capacitación en las comunidades locales, que permita buscar acuerdos comunes que viabilicen un plan de vigilancia implementado de forma rotativa por las familias de la comunidad de Nueva Esperanza. De esta forma, se está trabajando para que las comunidades locales se conviertan en actores conservadores de la CCLP, maximizando la sostenibilidad de la concesión, y unificando los trabajos de conservación de la CCLP y con los que se están realizando en la cuenca del Yavarí-Mirí.

 

Lago Preto tiene una gran riqueza de recursos naturales importantes para las poblaciones locales. YAVACUS y WCS están trabajando con las comunidades cercanas mediante prácticas de manejo participativo para conseguir un futuro sostenible a largo término.