Conservación comunal

La biodiversidad del Yavarí se enfrenta a diversas amenazas. La mayor parte del área está sujeta a actividades de tala selectiva de maderera que aumentan presión de caza. Conservar el Yavarí nunca ha sido más importante que ahora.

La conservación del Yavarí está íntimamente ligada a la reducción de la pobreza

El desarrollo sostenible y la introducción de alternativas productivas son parte de nuestra estrategia

La clave para el éxito en la conservación se basa en el trabajo con las comunidades que viven a lo largo del río

La Comunidad de Nueva Esperanza es el asentamiento con mayor población presente en la cuenca media del río Yavarí-Mirín. Cuenta con aproximadamente 306 habitantes y es una comunidad titulada indígena del grupo étnico Yagua-Peba. Esta población basa su economía en la agricultura, caza de subsistencia y pesca. Desde 2004, se han intensificado las actividades extractivas de madera que amenazan la biodiversidad de la zona y modifican las costumbres locales de sus pobladores.

La protección de los recursos naturales mejorará la calidad de vida y aumentará la biodiversidad

Es necesario proteger los recursos en el Yavarí. YAVACUS espera alcanzar la sostenibilidad de la zona mediante la implicación de las comunidades locales y de la generación de ingresos a través del turismo y otras actividades en el área.



Los primates suelen ser las presas más frecuentemente encontradas por los cazadores del Yavarí.